Los lamentos del PP no convencen

Ya hemos pasado la etapa de “la herencia recibida”. Un periodo en el que el PP villalbino echaba la culpa de todos los males a la gestión del PSOE ya fuera en el Gobierno central o el Ayuntamiento de la localidad. Yo no voy a ser quien defienda el papelón que desempeñaron José Luis Rodríguez Zapatero o José Pablo González Durán, todos conocemos el resultado, pero lo que está claro es que este argumento se ha agotado.

Después de casi cinco años de gestión del PP en Collado Villalba el balance no puede ser más negativo: un ERE que supuso el despido de 39 trabajadoras y trabajadores, cesión de terrenos municipales a la Iglesia para la construcción de un templo, subida de tasas municipales, falta de limpieza y deterioro de los espacios públicos, ampliación de la zona ORA, imputación del anterior Alcalde y un concejal popular en la ‘Operación Púnica’ (posiblemente el episodio más bochornoso de la historia de nuestro pueblo),  y un largo etcétera.

La ciudadanía acude a las urnas cada cuatro años y resulta más que evidente que se trata de un ejercicio democrático insuficiente. Debe existir mayor información y cauces de participación que faciliten la intervención directa de las y los vecinos en los asuntos públicos. En los municipios es mucho más sencillo iniciar procesos de participación ciudadana, encontramos ejemplos de ello en muchos países del mundo.

En los Plenos municipales escuchamos los lamentos del PP. La nueva estrategia tras haber quemado la etapa de “la herencia recibida” es la falta de financiación para desarrollar políticas y de la situación en la que se encuentra el Ayuntamiento, especialmente debido a la falta de personal. Situación paradójica ya que lo que vivimos día a día en el Consistorio es responsabilidad del PP, al menos la de su última etapa. La escasez de personal está directamente relacionada con el despido de empleados públicos. Por su parte la ausencia de financiación tiene que ver con la disminución de los ingresos procedentes de la Comunidad de Madrid y del Gobierno Central, y la ausencia de un presupuesto municipal dedicado en gran parte a financiar mega-contratos. Todo ello, como decíamos, responsabilidad del PP que es quien pilota el Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno central.

El PP de Mariola Vargas es como el perro del hortelano, ni come ni deja comer. No soluciona los problemas a los que se enfrenta el municipio cada día, pero tampoco facilita la participación ciudadana y la intervención de los grupos políticos municipales en los asuntos públicos. Únicamente hemos podido ver algunas pequeñas medidas de carácter cosmético enfocadas a mejorar la imagen del Equipo de Gobierno. Además, no saben trabajar en minoría buscando consensos y ello deja las políticas del Consistorio en el dique seco. Cada vez se agudiza más la situación de parálisis que vive el Ayuntamiento de Collado Villalba. De momento la muleta en la que se apoya el maltrecho PP es la formación de Julio Henche, Ciudadanos, que ha posibilitado sacar adelante acuerdos importantes (los sueldos de los concejales, la representación en órganos supramunicipales, Ordenanzas Fiscales y recientemente la modificación de la zona ORA).

Como dijo en un Pleno municipal Mariano Gómez, concejal de IU, “el PP es perjudicial para los intereses de Collado Villalba y sus vecinos” una frase que suscribo completamente. Gobernar desde la oposición es una tarea titánica si nos enfrentamos constantemente con la resistencia del Equipo de Gobierno. Después de las elecciones municipales de 2015 tenemos un gobierno en minoría pero el “periodo de prueba” ha terminado. El balance es negativo, se ha intentado influir en las políticas municipales desde los grupos municipales de la oposición y no ha sido posible. Por ello, no queda más remedio que plantear una alternativa de gobierno bajo un programa progresista que dé un impulso a nuestra localidad.

Anuncios

Primer debate electoral

Hace unas semanas participé en el primer debate realizado por Onda Cero Sierra respecto a las elecciones del próximo 24 de mayo. Cabe destacar que, a parte del la pelea entre el PP y el PSOE por ver quien de los dos lo había hecho peor, me llamó la atención algunos comentarios de José Flores, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Collado Villalba. El PP es un partido declaradamente de derechas pero su representante intentó deshacerse de esa etiqueta alegando que no hay que hablar de derecha e izquierda sino de gestión. Evidentemente se quieren quitar el estigma de haber desarrollado ese tipo de políticas que nos han sumergido aún más en la crisis económica, que en Collado Villalba se han visto materializadas en las privatizaciones (pistas municipales de pádel, contrato de eficiencia energética), destrucción del emeplo público (ERE en el Ayuntamiento, despido de las trabajadoras de las bibliotecas de barrio), subidas de tasas y precios públicos (cementerio municipal, escuelas deportivas), recortes (transporte, educación) y un largo etcétera. En definitiva, ya quieran hablar de ‘gestión’ o de ‘sus’ políticas de derechas la realidad sale a la superficie, las y los villalbinos tenemos peores servicios y una ciudad más deteriorada.

Las políticas de derechas, ya sea las que han aplicado en nuestra ciudad el PSOE o PP, han demostrado ser fatales para las y los vecinos. En el tiempo que queda hasta las elecciones municipales tendremos que hablar más aún de propuestas y no valdrá con la campaña de maquillaje que han iniciado estos dos partidos. Y ahí está Izquierda Unida de Collado Villalba que ha tenido una trayectoria intachable, responsable y solvente en todo el tiempo que ha estado representando a los vecinos en el Ayuntamiento de la localidad. IU tiene ilusión y propuestas para asumir la gran responsabilidad que supone deshacer el desastre que han generado PSOE y PP para construir un Ayuntamiento al servicio de todos y no de unos pocos.

 

“La situación en la que nos dejan los gobiernos del PP y del PSOE es desastrosa”

Entrevista publicada en El Faro del Guadarrama el 23 de enero de 2015.
Ricardo Terrón, de 31 años, es el candidato de Izquierda Unida de Collado Villalba a la Alcaldía. En esta entrevista hace balance del Gobierno del Partido Popular y perfila las primeras líneas del programa electoral con que IU concurrirá a los comicios del próximo 24 de mayo.
¿Qué valoración hace de la actual legislatura?
Catastrófica. Sólo hay que ver cómo se han ido deteriorando ciertos aspectos del municipio, como el mantenimiento de las calles o la limpieza, pero también servicios que han ido en detrimento. No ha ayudado mucho el Expediente de Regulación de Empleo, que dejó en la calle a 40 personas, ni tampoco las políticas de privatización de los servicios públicos, como el suministro eléctrico. Es indispensable actuar de manera urgente.

¿En qué aspectos?
En tres grandes áreas: el empleo, las políticas sociales y la participación ciudadana. Es necesario desarrollar políticas activas de empleo y ser los primeros en actuar ante situaciones como la que están viviendo los más de 400 trabajadores de Gigante. Además, hay que reconfigurar el sistema tributario para que paguen más los que más tienen. Por otro lado, en el aspecto de políticas sociales, el punto de partida es que el PP no reconoce la emergencia social que viven muchas familias y desde luego nuestra intención es dar un impulso a estas políticas y recoger iniciativas solidarias de los vecinos y colectivos como la PAH o la Plataforma Pan Para Todos, que realizan el trabajo que debería llevar a cabo el Ayuntamiento. Y por último, sobre la participación, creemos que es clave para evitar la corrupción y adaptar las decisiones políticas a las necesidades y voluntad de la ciudadanía. Es muy importante la implicación de los vecinos a través de asambleas ciudadanas donde se pueda discutir, por ejemplo, a qué se debe destinar el dinero de los presupuestos.

¿Cómo afronta ser el candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía?
Con mucha ilusión y responsabilidad, porque la próxima legislatura va a ser muy dura para el Ejecutivo entrante, ya que la situación en la que nos dejan los gobiernos del PSOE y del PP es desastrosa, tanto por el desmantelamiento de lo público como por la situación económica.

El Gobierno asegura que la ciudad ha dado un giro de 180 grados en el aspecto cultural y económico. ¿Qué opinión le merece?
La política cultural del Ayuntamiento se ha enfocado como una campaña de imagen, destinada a las élites. En Collado Villalba viven artistas profesionales y aficionados que conforman un tejido cultural que no se está promocionando. Lo que el PP hace es contratar la cultura profesional para alimentar la imagen del Equipo de Gobierno. Yo no niego que haya que traer artistas de nivel, porque tienen su público, pero también hay que prestar atención y promocionar a los artistas locales.

Sin embargo, económicamente parece que estamos mucho mejor que hace unos años…
Lo que nos vende el Partido Popular es humo. Yo no creo en milagros y sólo hay que recordar que lo que el Equipo de Gobierno ha hecho ha sido bancarizar deuda. Es verdad que el PSOE dejó el Ayuntamiento en muy malas condiciones económicas, pero el PP lo sabía, ya que en la anterior legislatura Izquierda Unida adelantó que, según nuestros cálculos, la deuda era de 110 millones de euros. Sin embargo, con la excusa de la deuda se han hecho auténticas barbaridades, como ha sido el ERE. Además, lo que el PP ha hecho durante estos cuatro años ha sido agudizar esa dolencia, con grandes contratos que nos hipotecan durante los próximos años, como la contrata de basuras con FCC o el servicio de eficiencia energética con Cofely.

¿Cómo se diría que se enfrenta IU a las próximas elecciones?
Para IU, estas elecciones municipales de mayo son las más importantes que vamos a vivir desde la instauración de la democracia. Esto se debe a que estamos en un momento crucial en el que tenemos que decidir si seguimos apoyando la política de privatizaciones de este sistema donde se ejecutan los planes corruptos, o bien si queremos dar el poder y protagonismo a la ciudadanía y sean los vecinos los que tomen las riendas de las políticas municipales a través de la participación.

¿Nos podría adelantar algún punto de su programa electoral?
Aún estamos en fase de elaboración programática, aunque sí le puedo indicar que una de nuestras propuestas fundamentales será la de la creación de empleo de calidad. En base a un proyecto con 37 propuestas concretas que elaboramos con el tejido empresarial y sindical de Collado Villalba se pueden llevar a cabo una serie de mejoras y creación de empleo. Un programa realista que se puede financiar a gracias a una nueva política de fiscalidad que evite el fraude y se base en impuestos y tasas progresivas en relación a la renta.

Últimamente se habla mucho de convergencia de Izquierda Unida con otros movimientos y partidos de cara a las próximas elecciones. ¿En qué punto están?
IU nace con espíritu unitario, de hecho todos los que formamos parte de esta organización también trabajamos en otros espacios; pero desde la Asamblea pensamos que esa unidad tiene que regirse en base a una serie de principios, desde la política. En ese sentido, muchos de los miembros de Izquierda Unida estamos trabajando en el Encuentro Ciudadano de Collado Villalba, un espacio convocado a nivel individual por vecinos en el que se está tratando de elaborar un programa político para generar un cambio social y político en la ciudad. Es una buena oportunidad para que la ciudadanía elabore propuestas, pero que no tiene por qué desembocar necesariamente en listas electorales. Tendrá que ser a través del debate en estos espacios donde se decida la necesidad o no de crear listas de unidad popular que se puedan impulsar.

Manifestación en apoyo a las y los trabajadores de Gigante

El sábado 24 de enero tendrá lugar una manifestación en apoyo a las y los trabajadores de la cadena de supermercados Gigante y en defensa de sus puestos de trabajo. Las desavenencias entre los propietarios de la empresa han producido el impago de las nóminas de los empleados, el desabastecimiento en las líneas de productos y el retraso en los pagos a proveedores.

500 familias están sufriendo las consecuencias de la parálisis en la que se encuentra una empresa viable. Son vecinas y vecinos de los pueblos de la Sierra, familiares y amigos. Por eso tenemos que estar todas y todos el sábado con ellos, apoyándoles y defendiendo el empleo. Porque con cada puesto de trabajo que desaparece muere una parte de nuestra comarca.

El modelo especulativo ha fracasado y en la Sierra ha hecho estragos. El mejor apoyo que podrían recibir las y los compañeros de Gigante es un cambio que traiga más justicia social y empleo de calidad. Mientras llega -ya queda poco, tan solo unos meses- tienen que saber que cuentan con nosotros para luchar por el cobro de sus salarios y la continuidad de la empresa manteniendo todos los puestos de trabajo.

 

Comunicado en solidaridad de la Coordinadora 22M

Una nueva oportunidad para Collado Villalba

Si echo la vista atrás unos cuantos años recuerdo cuando cruzaba las vías del tren a la altura del apeadero de Los Negrales para ir andando a la piscina municipal de Alpedrete con mis amigos del barrio. O cuando hacíamos lo mismo a través de un hueco en el muro que hay al otro lado del concesionario Mercedes (entonces de la Opel antes de que se incendiara) para pasar a Entresierras e ir al mercadillo que, en aquel tiempo, se instalaba en el Cordel de Valladolid. Las carreras bajo los plataneros del bulevar de Batalla de Bailén y los paseos en bicicleta por la Chopera para ir hasta Moralzarzal a ver a las chicas. Siempre íbamos andando o sobre dos ruedas a nuestro destino. No recuerdo si había transporte público, yo no lo tomaba nunca.

Si lo que querías era ir al polígono P-29 cruzabas el río Guadarrama por un destartalado puente en Romacalderas, sustituido posteriormente por el actual. Y cuando pasabas cerca del colegio Rosa Chacel parabas en el kiosco que estaba a su lado para comprar unas chucherías. Algunos fines de semana echábamos partidos de fútbol en el aparcamiento de tierra que había junto a la estación de Renfe de Collado Villalba en el que unos montones de piedras servían como postes que delimitaban las porterías.

Collado Villalba en mi infancia era un lugar completamente diferente. Las políticas que se tomaron desde el Ayuntamiento durante todos estos años han modelado la ciudad, y por desgracia para mal. El cambio que ha sufrido nuestra localidad ha sido muy desigual. El brutal desarrollo urbanístico no ha tenido su reflejo en servicios como la cultura, sanidad, educación, transporte, juventud… áreas en las que nos encontramos a años luz de otros municipios similares al nuestro. Continuamos sin tener un teatro municipal a pesar de haber recibido subvenciones estatales para ello, el ambulatorio de Los Madroños se ha desmantelado (pasando las consultas de especialidades al nuevo hospital privatizado), el transporte público es un desastre… Collado Villalba ha crecido pero ¿para quién? para los especuladores que se enriquecieron con el ladrillo y las grandes superficies comerciales.

Nuestra ciudad no ha caído del cielo, es una creación del hombre. Bueno, para ser más exactos, una creación de los hombres y mujeres que tenían en sus manos la responsabilidad de legislar. Se podían haber aprovechado las oportunidades que brindaba el futuro de Collado Villalba -recordemos que eran épocas de vacas gordas- para fomentar la implantación de empresas que no se dedicaran a los sectores especulativos y que aportaran empleo estable y para apoyar al pequeño comercio. Deslocalizar servicios y ayudar a la movilidad de las y los vecinos para que su única alternativa no fuera coger sus coches y terminar en un centro comercial. No tenemos una agenda cultural y de ocio que invite a las y los villalbinos a quedarse en su municipio. En definitiva, se trata de haber creado un lugar diferente, una ciudad para vivir y no sólo para dormir, en la que la ciudadanía conviva a parte de compartir empadronamiento.

Pero no todo fueron derrotas, durante estos años también surgieron movilizaciones ciudadanas que exigían otro modelo de ciudad, algunas de ellas consiguieron grandes éxitos y demostraron que con unidad y lucha se puede llegar muy lejos. Como por ejemplo, la acción de las y los vecinos que lograron conservar el Coto de Las Suertes.

En Collado Villalba no existe un antes y después como tal, está en permanente cambio. Se cerraron los recreativos y cines del centro comercial Canguro y abrieron los del Zoco, y estos dieron paso a los cines Estrella en Los Valles. Aunque a la nefasta actuación se ha sumado la crisis económica, como consecuencia una parte de Collado Villalba ya no evoluciona sino que muere. Desde el día 1 de enero cerraron los cines Estrella, lo que ha supuesto un varapalo para la oferta cultural, además de un auténtico drama para las y los empleados. Quedan atrás las mejores palomitas de caramelo de Madrid y, seamos sinceros, muchos recuerdos ¿cuántos menores de 35 años no se han dado el lote en esas salas?

Pancarta en apoyo a las y los trabajadores de Gigante

Últimamente también se está hablando mucho del posible cierre de los supermercados Gigante. Una empresa muy vinculada a la Sierra de Guadarrama cuya desaparición afectaría a cientos de familias. Este caso, como el de los cines Estrella, evidencian el mal estado en el que se encuentra Collado Villalba.

Sin embargo y a pesar de todo soy optimista y creo que la solución está cerca, únicamente hay que elegir el camino correcto. Ya sabemos a donde nos conducen las políticas de derechas que se han aplicado en nuestra ciudad. Basta de jugar al engaño con festejos y saraos varios para hacernos pensar que todo va bien. Si queremos un cambio real, llegó la hora de aplicar políticas verdaderamente de izquierdas para poner el Ayuntamiento al servicio de los ciudadanos y no de los especuladores. Han destrozado nuestro municipio, no tenemos que tener miedo a meternos en harina para hacer de Collado Villalba una ciudad para vivir. Yo desde luego estoy dispuesto a hacerlo junto a todas y todos los que están trabajando por ello.