Adiós amigo porrón

IMG_20160107_152446

Es la hora de despedirnos de viejos conocidos que nos han acompañado toda la vida. Se vendió la casa familiar y toca mudanza. No sólo se muda mi madre, también los cuatro hermanos que guardábamos allí media existencia a pesar de llevar mucho tiempo independizados. Es un momento nostálgico, me imagino que comparable a cuando abandonas un piso compartido y debes despedirte de las personas con las que has convivido. Hoy me he dado cuenta de ello cuando he dicho adiós al porrón de duralex color caramelo; ese porrón que nos regaló mi padrino cuando la cinta de casete se abría paso entre los discos de vinilo, con el que he compartido toda mi vida, con el que he jugado miles de veces poniendo en grave riesgo su integridad arriesgándome a otro castigo (alguna herida de guerra deja fé de ello sobre su superficie translúcida). Hay muchas más cosas y recuerdos de los que me he tenido que despedir hoy, pero ese objeto es el que me ha hecho caer en la cuenta de lo que significa esta mudanza. Adiós amigo porrón.