El ejemplo de la fragata Mercedes

En 1804 la fragata Nuestra Señora de las Mercedes fue alcanzada por los proyectiles de la Armada británica, lo que la condujo a las profundidades marinas junto a su cargamento de monedas de oro, plata y otros objetos de valor. En 2007 la empresa Odyssey Marine Exploration recuperó el tesoro de la Mercedes. Nada importó que se tratará de la tumba de más de 200 marineros y mucho menos el gran valor histórico de los restos, esta compañía ansiaba únicamente recoger las mercancías susceptibles de ser vendidas. De esta forma, se arrasó con lo que hubiera sido una importante fuente de conocimiento sobre nuestro pasado.

Recientemente, pude contemplar los restos del navío a pesar de que en octubre se cumplan 210 años de su hundimiento y de la rapiña de las empresas buscadoras de tesoros. Ahora está al alcance de todos y gratis en el Museo Arqueológico NacionalPero evitar que estos bienes cayeran en colecciones privadas, convirtiendo la historia en un negocio, no ha sido fácil. Ha hecho falta el esfuerzo de muchas y muchos para que el interés común se mantenga por encima del de unos pocos. Izquierda Unida y nuestra vecina y diputada  Ascensión Heras Ladera también pusieron toda la carne en el asador. No se me escapa que los tesoros procedían del expolio al que se sometió al nuevo continente. Queda la asignatura pendiente de compensar a los pueblos latinoamericanos por el saqueo que sufrieron a manos de los colonizadores que actuaban a las órdenes de los imperios europeos. Sin embargo, no se puede negar que la recuperación del tesoro de la fragata Mercedes ha supuesto un gran éxito, evitando que terminara diseminado en colecciones privadas exclusivamente al alcance de algunos privilegiados.

10534438_10152240164111641_5641558815787911813_n

 

Restos del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes

Restos del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes

Las posibilidades de la acción política son enormes. Van más allá de los titulares que encontramos en las portadas de los periódicos y de las grandes movilizaciones. Recuperar este tesoro es un ejemplo. A pesar de que no ser un tema mediático demuestra que el poder de la gente puede transformar el mundo.

Esta cuestión ha sido motivo de un largo debate político que se instaló mayoritariamente en el Congreso de los Diputados. Muchas organizaciones y grupos políticos han actuado, consiguiendo finalmente la recuperación de los restos de la Mercedes. No son pocos los que denuestan el trabajo institucional. Argumentos no les faltan. Pero se trata de un frente de lucha más aunque se juegue en campo contrario y con reglas impuestas que siempre favorecen a los poderosos. Episodios como el que nos ocupa reflejan que sí se puede, en la calle, en los movimientos sociales y en las instituciones. Que abandonemos la lucha institucional forma parte de los sueños de la clase dominante.

No nos vamos a engañar, que uno o cien cargos públicos exijan determinada cuestión no va a poner nervioso a los de arriba. Sin embargo la unidad popular sí. La recuperación del tesoro de la fragata Mercedes es un ejemplo de que reivindicaciones unánimes son el acicate de nuestros gobernantes y sí condicionan su actuación. Aunque continuemos trabajando para que el pueblo tome el poder, es imprescindible dar la batalla en todos los frentes y para ello también es preciso que existan cargos públicos, como los de Izquierda Unida, que defiendan el interés común.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s